Derecho a conectarse, por Patricia Ripoll (COVIDWarriors)

Publicado en Tercera edad, Tecnología el 24 septiembre, 2020

Hablamos con Patricia Ripoll, cofundadora de la plataforma COVIDWarriors y responsable del proyecto Derecho a Conectarse. Una idea que surge en tiempos de Covid-19 y que promueve el derecho a la conectividad, sea cual sea el lugar o la situación social de cada uno.

Con más de 15 años de experiencia en la gestión de equipos, una visión empresarial centrada en el usuario y una mentalidad digital, Patricia Ripoll defiende, al frente de Derecho a Conectarse, el objetivo de este proyecto: poner en contacto a donantes de tecnología con personal sanitario y voluntarios para poder llegar al mayor número de pacientes y usuarios de hospitales y residencias para mayores, a través de una solución tecnológica que les permita estar en contacto con sus familiares.

En este sentido, conviene recordar que previamente a la irrupción de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud ya reconocía el potencial de las TICs (Tecnologías de la Información y Comunicación) para mejorar la calidad del sistema sanitario, pero a raíz de esta situación actual hemos visto cómo su aportación ha sido clave para mejorar la comunicación con los pacientes, la conectividad de las personas que viven solas en sus domicilios y el trabajo de los profesionales que cada día cuidan de nuestros mayores.

Preguntamos a Patricia acerca del uso y beneficios de estos dispositivos digitales.

La conectividad va más allá de digitalizar; se trata de crear vínculos, de ser conscientes, inclusivos, respetuosos con los demás. ¿Cómo conseguimos que esta conectividad no sea una opción sino un derecho para todas las personas, y en especial para aquellas que viven solas -que son muchas- y necesitan sentirse acompañadas y atendidas? 

Gracias a nuestro proyecto Derecho a Conectarse, durante el Covid-19 conseguimos conectar a las personas que estaban en residencias y hospitales con sus familiares. Gracias a las donaciones de tablets y teléfonos pudimos enviar más de 3000 dispositivos y conectar a más de 62.000 personas.

Tal como defendemos, el derecho a conectarse va más allá no solo de la conectividad o la digitalización, sino también de las tablets para hacerlo posible. El derecho a conectarse es saber que puedes hacerlo, capacitarte para conseguirlo o facilitar los sistemas. Trabajamos para reducir ese sentimiento de soledad buscando alternativas que sean accesibles para personas no nativas digitalmente.

Derecho a conectarse, por COVIDWarriors

Hasta el momento, habéis donado 2878 tablets en 102 hospitales y 1014 residencias en toda España. ¿Cómo ha sido su acogida e incorporación al día a día de estos usuarios, familiares y de los profesionales de los centros asistenciales? 

Poder conectar a más de 62.000 personas durante la Covid-19, en momentos donde el miedo, la incertidumbre y la soledad nos invadían, es el mejor reconocimiento que podemos tener. Nuestros dispositivos permitieron devolver sonrisas no solo a las familias, sino que los cuidadores y personal sanitario agradecieron los dispositivos, así como los protocolos. No nos limitamos a enviar dispositivos, sino que los enviamos configurados, cargados y listos para ser usados.

Sabemos que esto fue un gran trabajo de nuestros voluntarios que se agradeció enormemente y que permitió que se usaran. En muchos centros, tanto hospitales como residencias, no tenían tiempo para instalar los programas, cargar los dispositivos… Fue necesario facilitar esta tarea y ofrecer las recomendaciones y protocolos para su uso para estar seguros que se respetaba, entre otros, la protección de datos. Nuestro objetivo era no solo facilitar la conexión de las personas, sino el trabajo de quienes iban a hacerlo posible, y reducir lo máximo posible las complicaciones que pudieran encontrarse.

¿Qué motivó la creación de este proyecto dentro de COVIDWarriors?

Uno de los grandes problemas durante el confinamiento fue la incomunicación. Necesitábamos, por tanto, dar respuesta a este problema poniendo los medios disponibles al servicio de esta lucha, dotando de tecnología y acercándosela.
En COVIDWarrios hemos trabajado más de 500 voluntarios para luchar contra la pandemia. Nos unimos en la lucha para poder llevarlo a cabo, y no solo voluntarios, también empresas y administraciones.

Aunque parezca que vivimos en un mundo hiperconectado, todavía hay muchos colectivos que carecen de espacios donde relacionarse, estar informados y expresarse libremente. El acceso a la información es una necesidad social, que se refleja en otro de los puntos destacados de vuestro Manifiesto. ¿Por qué es tan importante garantizar un acceso igualitario y cómo repercute en la mejora de la calidad de vida de las personas? 

El síndrome de depresión, la soledad, el aislamiento se acentúa en las personas mayores. La falta de contacto cara a cara con los seres queridos tres veces por semana DUPLICA el riesgo de depresión (1). La conexión mediante estos dispositivos permite recuperar ese contacto, por lo que creemos que debe ser un derecho de las personas que viven en residencias o en su domicilio.

Además, tenemos que tener en cuenta que, como bien señalas, vivimos en un mundo hiperconectado y las nuevas generaciones han integrado estas formas de comunicación como indispensables, por lo que de esta manera intentamos reducir las distancias generacionales en el uso de la tecnología para que puedan asegurar estar conectados a la familia. El acceso igualitario es para nosotros poder ofrecer la posibilidad de disponer de dispositivos que faciliten ese acceso de manera sencilla e integrativa; capacitar y desarrollar dispositivos que permitan mantener esa conexión.

Derecho a ser feliz, derecho a conectarse

¿Cómo se construye este derecho universal bajo los conceptos de transparencia, seguridad, calidad y confianza?

En este mundo tecnológico donde la falta de conocimiento genera desconfianza y miedo, intentamos reducir esas variables. Durante la pandemia facilitamos protocolos trabajados con Colegios Oficiales para asegurar que las dudas ante el desconocimiento pudieran reducirse y generar confianza. Todos merecemos ser felices, vivir bien y sentirnos cuidados. Gracias a los dispositivos pudimos devolver parte de esa felicidad, de sentirse cuidado no solo por nuestras familias sino también por el personal que dedica su reducido tiempo a intentar que se sientan mejor. Ahora trabajamos bajo los mismos principios para ofrecer dispositivos que lo hagan posible.

Derecho a conectarse

Sobre COVIDWarriors:
Asociación sin ánimo de lucro formada por más de 400 voluntarios profesionales, altos directivos y mecenas de todos los ámbitos, unidos en la lucha contra la COVID-19. La asociación suma de manera voluntaria organizaciones proactivas y talento emprendedor, conectando las necesidades concretas detectadas con iniciativas propias o ya existentes gracias a la tecnología y al poder del pragmatismo de equipos multidisciplinares expertos.

(1) The Benefits of Social Technology Use Among Older Adults Are Mediated by Reduced Loneliness – William J. Chopik – Cyberpsychol Behav Soc Netw. 2016 Sep 1; 19(9): 551–556. Published online 2016 Sep 1. doi: 10.1089/cyber.2016.0151

 

¿Eres el responsable de un centro asistencial?

Crea una cuenta para publicar todos tus datos

Servicios para centros