Combatir el edadismo hacia nuestros mayores

Publicado en Principios, Tercera edad el 7 septiembre, 2020

Una sociedad inclusiva es aquella que garantiza los derechos de todos los ciudadanos y que lucha por combatir el edadismo, una discriminación contra las personas solo por motivos de edad. Por ello, es necesario romper con estos estereotipos hacia los mayores para avanzar más como sociedad y entender que son un importante motor para la transformación social de nuestro país.

En España, muchas personas -niños, jóvenes y mayores- sufren edadismo a diario, una realidad a menudo encubierta pero patente y a la que la Organización Mundial de la Salud (OMS) define como «los estereotipos, los prejuicios y la discriminación contra las personas debido a su edad». Un rechazo al que se enfrentan especialmente nuestros mayores cuando cruzan la barrera de los 60 años, acusado principalmente en el ámbito laboral, doméstico, sanitario, y con consecuencias nocivas en su salud y bienestar.

En este sentido, es muy importante la labor de los educadores y de la sociedad para derribar creencias y estereotipos solo por el hecho de “hacerse mayor” o de sentirse demasiado joven o mayor para hacer algo, colaborar o ser parte activa de la comunidad. 

Combatir el edadismo hacia nuestros mayores

Los mitos asociados al envejecimiento varían de una cultura a otra y a veces se generan de forma inconsciente cuando se abordan cuestiones “de viejos”. Dentro de estas actuaciones edadistas, vinculados a esa idea preconcebida de que son un colectivo frágil y dependiente, una carga económica para las familias y la sociedad, se generan problemas de aislamiento social, deterioro físico, la temida soledad o la pérdida de la ilusión de vivir.

Por ello, nuestro compromiso y responsabilidad como ciudadanos es trabajar para hacer una sociedad más justa e inclusiva que promueva un envejecimiento activo y positivo alejado de la idea de que nuestros mayores son una carga o estorbo. Aceptar el momento vital en el que estamos y asimilarlo como una etapa más de crecimiento personal, nos ayudará a vivir serena y positivamente nuestros próximos años, independientemente de la edad.

Cada vez más los organismos y medios de comunicación usan mensajes y expresiones que positivizan la madurez, entendida como un período lleno de oportunidades. Con una larga experiencia a sus espaldas, aquellos que entran en la llamada tercera y cuarta edad quieren reivindicar un cambio en las nuevas formas de vivir para erradicar ideas preconcebidas sobre esta etapa madura.

Recordemos la campaña Madrid con los años que puso en marcha el Ayuntamiento de Madrid para luchar contra el edadismo y normalizar la edad.

Campaña Madrid con los años

Nuestros mayores ya no son los mayores de entonces

Entienden la vida de otra manera y la jubilación abre paso a una etapa de tranquilidad y disfrute, porque todavía les quedan muchos años por vivir. Quieren aprovechar al máximo este momento y buscan la felicidad en las pequeñas cosas cotidianas. 

Ellos son el motor de aprendizaje, participación, sustento y convivencia de muchas familias, rompiendo esa brecha generacional con sus hijos y nietos, que les llenan de ilusión y vitalidad. Incorporan la tecnología a sus vidas y reconocen sus ventajas y utilidad a la hora de estar informados, acceder a productos y servicios, estar localizados o conectar con sus familiares y amigos.

Así mismo, desean recuperar el pulso de sus vidas y ser partícipes en la toma de decisiones, y destacan el sentirse escuchados y no estar condicionados cuando llega el importante paso de escoger qué cuidados y atenciones necesitan, algo que a menudo ven mermado por la edad.

Por tanto, educar en el envejecimiento y favorecer el contacto intergeneracional es tarea de todos y la mejor estrategia a la hora de erradicar el edadismo. Se trata de poner en valor otras formas de convivencia para reducir el edadismo, promover el bienestar sobre todo en el grupo poblacional de las personas mayores y respetar los derechos de todos, que nunca deben pasar a un segundo plano. 

#StopEdadismo

 

¿Eres el responsable de un centro asistencial?

Crea una cuenta para publicar todos tus datos

Servicios para centros