Síguenos en:

Trabajo social en la tercera edad

Publicado en Trabajo social, Centros de mayores, Tercera edad el 28 abril, 2021

Cuando hablamos de trabajo social en la tercera edad, nos referimos a todo aquello que rodea a las necesidades de una persona mayor, los cuidados, recursos y bienestar durante la vejez, en este caso en el contexto de los centros sociosanitarios, y cuyo desempeño no sería posible sin mencionar la importante labor que realiza el trabajador/a social.

Este profesional, presente en multitud de aspectos sociales, cubre un área de trabajo muy reconocible en el sector de la atención a los mayores y actúa como mediador entre la residencia o centro de mayores, el residente/usuario y la familia.

Ahondamos un poco más en la figura del trabajador social, cuyo objetivo es velar por los derechos e intereses de los residentes, favoreciendo el desarrollo de los vínculos humanos y promoviendo cambios que mejoren su proyecto de vida.

Trabajo social en la tercera edad: un profesional clave en los centros de mayores

Los cambios en el envejecimiento son procesos biológicos, psicológicos y sociales. Los mayores afrontan y experimentan una etapa de la vida con cambios, que pueden verse como positivos o negativos, y que por supuesto no afectan de la misma forma a cada persona.

Muchas personas mayores no poseen el control de sus vidas para decidir de qué manera quieren pasar sus últimos años. En estos casos se hace imprescindible la figura del trabajador social en la tercera edad, a través de la experiencia y conocimiento del equipo profesional que cada día cuida de los mayores y aporta seguridad y confianza a las familias.

Su labor, dedicación y esfuerzo es fundamental para acompañar a los usuarios, pero va más allá de hablar y escuchar sus preocupaciones o inquietudes. Un trabajador social necesita un equipo interdisciplinar a su lado para desarrollar su trabajo de forma profesional y nutrirse de otros perfiles complementarios.

Es un perfil que no debe pasar desapercibido, porque su labor en las residencias de mayores y centros de día es fundamental para el bienestar de las personas mayores y sus familias cuando deciden dar este paso tan importante de elegir un centro en el que convivir a tiempo completo, dejando su domicilio habitual, o de forma parcial en el que recibir una serie de cuidados, atención y actividades durante unas horas al día.

Trabajo social en la tercera edad: cuáles son las funciones del trabajador social

Trabajo social en la tercera edad

Los trabajadores sociales dentro del área de la geriatría tienen un rol muy determinante, ya que son las personas que conviven día a día con los residentes y analizan diariamente su evolución.

Algunas de las funciones que desempeñan estos profesionales en el sector de la tercera edad, y que a menudo se desconocen, son entre otros:

  • Asesorar y orientar a las familias y personas mayores que quieren ingresar en una residencia o centro de día.
  • Estudiar de forma personalizada la situación de cada persona, analizando y atendiendo las necesidades específicas del adulto mayor y las circunstancias que lo rodean a nivel emocional, familiar y de salud.
  • Ser la persona de referencia y confianza que guíe y acompañe al anciano durante el proceso de adaptación e integración al centro.
  • Asegurar una correcta atención, cuidado e higiene del residente durante su estancia.
  • Minimizar las dificultades, riesgos o conflictos que puedan ocasionar en las personas mayores la adaptación a un nuevo contexto.
  • Aplicar la metodología más adecuada a cada caso particular para prevenir, tratar y rehabilitar a la persona mayor.
  • Potenciar el desarrollo de las capacidades y facultades de los residentes/usuarios para adaptarse e integrarse en la vida social del centro.
  • Planificar y programar actividades, junto con los terapeutas y animadores socioculturales, que promuevan una mejor calidad de vida y bienestar en el adulto mayor.
  • Realizar evaluaciones del estado del residente e informar de los cambios, evolución o problemas que puedan derivarse en su día a día.
  • Proporcionar apoyo psicosocial a los usuarios y familiares.
  • Fomentar un envejecimiento activo a través de la participación de los mayores en actividades y las visitas de los familiares y allegados.
  • Aumentar el bienestar de los residentes.
  • Velar por los derechos e intereses de los residentes.

Como hemos visto, el trabajo social es una profesión muy versátil e imprescindible en el ámbito sanitario, educativo, penitenciario… y el objetivo principal que persigue es modificar las condiciones que perjudican o dificultan en cierta medida el normal desarrollo de las personas, para que tengan una vida mejor y con más calidad.

Te invitamos a que consultes a través del portal web Cuídemi los servicios que ofrecen los centros disponibles en el catálogo, así como el perfil del equipo profesional que lo conforma, para que puedas solicitar una entrevista con el trabajador social y tener un asesoramiento más completo y personalizado de acuerdo a tu situación.

 

¿Eres el responsable de un centro asistencial?

Crea una cuenta para publicar todos tus datos

Servicios para centros