Viejenials: la mejor edad es la que tenemos ahora - Cuídemi

Síguenos en:

Viejenials: la mejor edad es la que tenemos ahora

Publicado en Principios el 25 agosto, 2020

El futuro también es de los mayores. Y como cada vez vivimos más y mejor, desde Cuídemi queremos reivindicar la edad como un estado de ánimo y fijarla como el primer principio de nuestro Manifiesto. Hoy hablamos sobre el crecimiento de los viejenials, un movimiento surgido en España en 2016 y que engloba a aquellas personas que rondan las décadas de los 50, 60 y 70. 

¿Quiénes son los viejenials?

Se trata de un sector de la población que va aproximadamente desde los 55 a los 75 años. Jubilados o en edad de serlo, a los viejenials les define su espíritu joven, su capacidad aspiracional, las ganas por aprender y no quedarse atrás con las nuevas tecnologías, y en definitiva mostrar al mundo de lo que son capaces y todo lo que les queda por hacer. 

Son la voz de las generaciones presentes y futuras, porque ponen en valor la vejez, el optimismo y las ganas de vivir, alejados de los estereotipos de los mayores “de entonces”, lo que les permite aceptar y disfrutar al máximo esta preciosa “madurez”. Son personas curiosas, se sienten jóvenes y tienen una vida social muy activa; un perfil que no difiere tanto de los llamados millennials. A su favor, les sacan ventaja ya que toman los errores, los éxitos y las derrotas como un gran aprendizaje gracias a su conocimiento, experiencia y bagaje acumulados.

Proyecto de Lucía Herrero

Tributo a la bata, proyecto fotográfico de Lucía Herrero

No son ajenos a esa transformación digital que ha irrumpido con fuerza en sus vidas y, lejos de estancarse, intentan actualizarse cada vez más con las redes sociales, los dispositivos electrónicos y las aplicaciones, que empiezan a incorporar de forma habitual como medio de comunicación entre amigos y familiares, para mantenerse informados o para hacer compras online. Son usuarios de las plataformas de contenido audiovisual, que usan para disfrutar de películas, documentales y listas musicales, incluso crece el uso doméstico de los asistentes virtuales y la inteligencia artificial que les hacen la vida más fácil.

Interesados en viajar y en llevar un estilo de vida activo y saludable, son aventureros y decididos a probar actividades nuevas, en su mayoría formativas y culturales, que les ocupan buena parte de su tiempo libre. Hay quienes prefieren salir a bailar o hacer deporte, apuntarse a excursiones y explorar lugares exóticos con personas de su edad, pero nunca es tarde para ser investido doctor en Filosofía e Historia con 97 años, posar para un proyecto fotográfico, convertirse en la influencer más longeva de España (#CuarenTATA) durante el confinamiento o tirarse en parapente con el campeón nacional. 

Así mismo, los viejenials son considerados un gran target del consumo en nuestro país, además de una palanca de reactivación económica muy considerable para los próximos años, debido a que con una esperanza de vida muy alta serán cada vez más numerosos, más mayores y dependientes, lo que incrementará notablemente la demanda de productos y servicios destinados a la tercera edad

Por tanto, la sociedad española tiene un gran reto por delante: adelantarse a las necesidades más inmediatas de este colectivo para ir adoptando soluciones innovadoras o reinventar las ya existentes, con el único propósito de mejorar y simplificar sus vidas. En este sentido, muchos emprendedores están poniendo la atención en su modo de vivir y consumir para promover nuevos proyectos e iniciativas en beneficio de los mayores y su bienestar.

Es el caso de la startup Cuídemi, cuyo objetivo es hacer que las personas vivan sus últimos años tan felices como los primeros. Y lo hacen a través de una imagen renovada y moderna del sector, muy alineada con este perfil poblacional, sus intereses y necesidades, para contribuir a cambiar la percepción negativa del sector de servicios asistenciales.

En definitiva, las canas, los achaques, las arrugas y los añitos de más ya no están reñidos con adoptar una actitud positiva frente a la vida. Todo depende del prisma desde el que se observe lo que tenemos a nuestro alrededor. Y, para muestra, todos estos ejemplos de valentía, optimismo y superación que nos sacan una sonrisa cada día. Sin duda, un pasito más en la «revolución» de estos viejenials -de tercera y cuarta edad– que son el reflejo de una sociedad cambiante y avanzada, comprometida y entusiasta, presente y futura.

Recuerda: la mejor edad es la que tenemos ahora, libre de etiquetas, por tanto ¡aprovéchala! 

Más info: cuidemi.com
Imagen portada: Tributo a la bata, de Lucía Herrero

¿Eres el responsable de un centro asistencial?

Crea una cuenta para publicar todos tus datos

Servicios para centros